MURCIELAGO: ESPECIE PAISAJE
Proyecto en desarrollo
Producción ejecutiva: Ana Cristina Henríquez


La lucha por la supervivencia es más dramática cuando los fuertes vientos desérticos y las temperaturas extremas arrecian en las zonas áridas de la península de Paraguaná, al noroeste de Venezuela. De cada molécula de agua depende la vida o la muerte de las especies que han sobrevivido en esta parte del mundo. Lo maravilloso es descubrir como la naturaleza ha logrado instalar mecanismos insólitos de mutuo beneficio entre dos especies: el murciélago y el cactus.

Con sus pequeñas orejas, su rostro alargado y una lengua extensible para alcanzar lo más profundo de las flores, los murciélagos toman el néctar y el polen de las flores de los cactus columnare durante su apertura nocturna, como si se tratara de un delicioso manjar. Manteniendo un justo acuerdo y una sorprendente sincronía, el murciélago nectatívoro, luego de actuar como el agente polinizador exclusivo de estas plantas, dispersa las semillas de sus frutos. Es un proceso único del cual dependen las cactáceas y otras plantas de las zonas áridas, garantizando la estabilidad y permanencia de este paisaje característico del norte de Sur América.

La adecuación planta-animal se produce, no sólo por el néctar de los cactus, sino por la germinación y dispersión de las semillas de estas plantas. El éxito de ambos procesos depende de que pase un número importante de semillas por su tracto digestivo lo que eleva la probabilidad de germinación de un 10% a casi un 90%.

Considerado un territorio que por millones de años estuvo bajo el mar y luego afloró, los murciélagos de Paraguaná han sabido aprovechar las condiciones ambientales de esta península. Sus cuevas se formaron por los efectos de corrientes marinas que erosionaron el sustrato coralino. Este material absorbe el calor, generando altas temperaturas y casi 99% de humedad.  Aún cuando estas condiciones son inhóspitas para los humanos, resultan muy favorables para un animal cuyas crías, por nacer desnudas, requieren de un entorno ambiental óptimo para su supervivencia y un crecimiento rápido.

La existencia de estos mamíferos está amenazada por el desconocimiento de los visitantes y los pobladores, quienes destruyen las cuevas y las  colonias que allí se refugian.

Conservar este pequeño animal es promover el equilibrio ecológico de un paisaje altamente amenazado y único en la región neotropical.


Documentales - Quienes somos - Contacto - Inicio



CAMARA FILMS
Caracas-Venezuela-RIF: J301525132
info@camarafilms.com